Vídeos

Suscríbete en YouTube al canal Pequeños Amos de Casa con más de 158 mil visualizaciones.

Enseñando valores de corresponsabilidad e igualdad de género a niños, niñas y adolescentes a través de las tareas del hogar.

Teaching about corresponsability and gender equality to our children and teenagers through house chores.

Existen proyectos llenos de valores como éste donde los niños nos enseñan a trabajar en equipo de forma divertida, comprometida, organizada, con entusiasmo y ofreciendo lo mejor de cada uno. Ésto es enseñar igualdad y autonomía personal de forma natural. Imposible que se borre la sonrisa al ver el vídeo de ellos en acción. Espero lo disfrutéis tanto como yo!!!

Con este cómic explico el desarrollo de los Talleres de Experiencias que llevo a cabo dentro del proyecto Pequeños Amos de Casa.

Pequeños Amos de Casa, el programa que busca promover la igualdad a través de las tareas del hogar. Igualdad y compañerismo son los valores que se quieren transmitir a los alumnos que participan en este programa. Antes de realizar cada tarea los niños visualizan tutoriales online que les enseñan cómo hacerlo.

El taller Pequeños Amos de Casa promueve la igualdad en las tareas del hogar. Alumnos de tercero de primaria participan en un taller para la concienciación de la necesidad de colaboración en las tareas de casa. Tareas cotidianas como planchar, aspirar o fregar son algunas de las que estos pequeños debían llevar a cabo trabajando por igual. Trabajo en equipo con el que resuelven hasta lo más difícil. Tienen diez años pero lo tienen muy claro: "somos pequeños pero también podemos ayudar" aseguran. Aprenden divirtiéndose valores tan importantes como la igualdad, responsabilidad y conciliación familiar.

Telediario 21 horas (a partir del minuto 32:49). Por una mañana estos niños y niñas cambian los pupitres y los libros de texto por kits de limpieza. Están muy dispuestos aunque perciben cierto recelo en los papás cuando piden participar en las tareas domésticas. Barrer, limpiar el polvo, poner una lavadora o el lavavajillas. Con actividades tan cotidianas se puede formar desde la infancia en la corresponsabilidad y en la igualdad de género. Sólo hay que creer en ellos. Colegio y familia trabajan juntos en educar para la vida. La idea es inculcarles que: "donde convivas participa". Este grupo de niños lleva hoy a casa tarea para sus papás.

Reportaje con motivo del Día de la Mujer (a partir del minuto 30:10). El germen de la igualdad empieza con una buena educación en casa, con lo que les enseñamos a nuestros hijos. Pequeños Amos de Casa es una iniciativa que busca eso precisamente. Promover la igualdad y el compañerismo a través de las tareas del hogar. Valores que se transmiten a ñiñas y niños de esta forma.

La Mañana de TVE (a partir de la hora 1:20:03). Asignatura para todos, de 0 a 104 años. El orden es fundamental. Disciplina y orden para tener una mejor vida y lo saben ya hasta los más menudos. Ensuciando, así comienza este taller de tareas del hogar. El sueño de cualquier niño. Aquí ellos siguen aprendiendo lo importante que es la autonomía personal y la responsabilidad. Parece que todos tenemos asumido que chicos y chicas son iguales a la hora de afrontar las tareas de casa pero sí que se nota que las chicas siguen teniendo más peso en este tipo de labores. No obstante, los más peques no entienden de chico, chica, papá o mamá porque les hablamos de la familia como un equipo. Entonces es cuando todos colaboramos. Y a las tareas del hogar, siendo algo tan mal vendido, les damos toda la importancia del mundo por todos los valores que se trasmiten con ellas.

Desde los estudios de Onda Cero y de la mano de Carlos Rodríguez "Mascoteros" charlamos y debatimos junto a otras tres madres y padres, que también son emprendedores, sobre la infancia y la educación de nuestros hijos. Como no podía ser de otra forma hablamos también sobre la corresponsabilidad y la lucha contra los esterotipos de la igualdad. Un rato muy ameno y divertido respondiendo a las preguntas de Ana Palicio y Bárbara de la Macorra de la revista Ser Padres.

En esta entrevista se explica el funcionamiento de los Talleres de Experiencias (a partir del minuto 10:20). El programa Pequeños Amos de Casa busca que los escolares colaboren en las tareas del hogar. Su precursora es una madre y gerente del Hostal Acuarela. Los alumnos acuden allí y allí se divierten limpiando lo que previamente sus compañeros han ensuciado. El objetivo es enseñarles valores como la igualdad y la responsabilidad.

Ajustamos el cubre colchón a las cuatro esquinas. Repetimos la operación con la sábana. Colocamos el nórdico en la cama estirado. Juntamos las dos esquinas del cabecero. Metemos las manos en la funda siguiendo la costura llegando al extremo abierto. Lo repetimos en la otra esquina. Con las manos sobresaliendo cogemos las dos esquinas de la funda. Sacudimos para introducirlo. Terminamos de introducirlo a mano. Colocamos el edredón metiendo las partes que sobresalen en el cabecero. En el pie de la cama metemos de un lado y alisamos. Levantamos un pico, alisamos y remetemos lo que cuelga. Tenemos hecho el "Hospital Corner".

Ajustamos el cubre colchón a las cuatro esquinas. Ajustamos la sábana a las cuatro esquinas. Volvemos la funda del revés, ojo con la etiqueta. Y extendemos la funda sobre la cama. El nórdico lo extendemos sobre la funda. Hacemos coincidir las esquinas del nórdico y de la funda. Enrollamos la funda y el nórdico formando un "rulo". Prestamos atención a que quede bien estirado. Cogemos las esquinas de la funda y las giramos en sentidos opuestos. Lo repetimos en el otro extremo. Desenrrollamos el rulo sobre la cama.

Ajustamos el cubrecolchón a las cuatro esquinas. Lo mismo para la sábana que ajustamos a las cuatro esquinas. Apoyamos la funda hasta la mitad de la cama. Abrimos la parte que cuelga de la funda. Metemos el nórdico en la funda ajustándolo hasta las esquinas. Cogemos el nórdico por las esquinas y lo sacudimos (zig zag). Colocamos el edredón.

Alisamos antes de planchar. Hacemos movimientos suaves y lentos con la plancha sobre el pantalón ayudándonos de la forma de la tabla. Cogemos la primera pernera dejando las costuras a los lados. A continuación la damos la vuelta. Repetimos los mismos pasos sobre la segunda pernera.

Empezamos planchando la primera manga de la camisa prestando atención al puño y dejando las costuras a los lados. Repetimos los pasos para la segunda manga. Planchamos los botones por la parte de atrás. Los ojales se planchan de forma normal. Nos ayudamos de la tabla de planchar. La parte trasera la dividimos en dos partes y planchamos cada una de ellas. Para el cuello de la camisa lo estiramos siempre aunque tenga botones. Una vez terminado colgamos la camisa en una percha. Con abrochar un botón es suficiente.

Empezamos por la parte delantera del jersey. Alisamos una de las mangas y deslizamos la plancha suavemente. Hacemos lo mismo con la otra manga. Dividimos el jersey en tres partes: cuello, centro y cintura. Primero planchamos la parte inferior de la cintura, a continuación la parte central y por último el cuello estirando bien la zona de los hombros. Repetimos con la parte de atrás del jersey. Nos ayudamos en todo momento de la forma de la plancha.

Después de tender toca planchar! Esta vez una camiseta. Alisamos antes de planchar. Hacemos movimientos suaves y lentos con la plancha. Nos ayudaremos de la forma de la tabla. Empezamos por las mangas. Damos la vuelta y dividimos la camiseta en tres partes. Volvemos a dar la vuelta y repetimos el proceso.

Levantamos los objetos para limpiar en profundidad. No debemos olvidarnos de los salientes. Doblamos el trapo con frecuencia.  Limpiamos los objetos uno o uno. Para limpiar el cristal usamos líquido limpiacristales y un trapo distinto al del polvo. Damos la vuelta al trapo y usamos la parte seca.

Con detergente, un trapo para limpiar y otro para secar podemos comenzar a limpiar el baño. Echamos el detergente por la parte exterior de la cisterna, por la tapa y por la base. Levantamos la tapa y lo echamos en la parte interior de la tapa y en el asiento. Levantamos el asiento y usamos el limpiador de baños en el interior del asiento. No nos olvidemos de las bisagras. Y por último el interior de la taza. Con el trapo de limpiar frotamos bien la taza, las bisagras, el asiento y la tapa tanto por dentro como por fuera. Pasamos el trapo también por la cisterna y para limpiar su interior la vaciamos tirando de la cadena. Cambiamos al trapo seco para pasar todos los detalles del inodoro.

Para limpiar la mampara de ducha se necesita limpiacristales y un trapo seco. En primer lugar limpiamos el exterior. No nos olvidemos del raíl. A continuación nos ocupamos del interior. Doblamos el trapo y usamos la parte seca. Tampoco tenemos que olvidarnos del pomo.

Se nececita papel de cocina, rasqueta, jabón de vitrocerámica, trapo húmedo y trapo seco. Quitamos con un papel la suciedad menos incrustada. Echamos el jabón y lo esparcimos con un papel. Quitamos la suciedad más resistente con la rasqueta que vamos limpiando con frecuencia. Lo repasamos con un trapo húmedo. Y terminamos pasando un trapo seco.

Aplicamos el detergente por todo el lavabo, a ser posible con un dosificador. También por el grifo y su base, por el tapón y por los desagües. Recordemos que los detalles son siempre muy importantes. Con un trapo limpiamos todas las partes del lavabo. Aclaramos el trapo con frecuencia. Cambiamos de trapo para secar. Y aprovechamos para limpiar enchufes y toallero.

Para limpiar la alfombra mojamos en primer lugar el cepillo en agua y jabón. Frotamos la alfombra con el cepillo en varias direcciones. Se retira el jabón con un trapo limpio. Y poco a poco tendremos limpia nuestra alfombra.

Colocamos una mano en la parte superior de la escoba y la otra en la parte inferior de la misma. Agrupamos la basura en un punto. Si tenemos la basura en un montón podremos recogerla fácilmente. Alineamos la escoba con el brazo... y basura barrida.

Cómo evitar perder tu camiseta favorita con dibujo cuando la planches!!!  Alisamos antes de planchar. Hacemos movimientos suaves y lentos con la plancha. Nos ayudaremos de la forma de la tabla. Empezamos por las mangas. No planchamos directamente para que no se pegue. Damos la vuelta a la camiseta y dividimos en tres partes. Damos de nuevo la vuelta viéndose ahora el dibujo. Volvemos a dividir en tres partes. Y nos ayudamos de la forma de la tabla.

Añadimos en el cajetín el jabón y el suavizante según los correspondientes símbolos. Elegimos el programa adecuado teniendo en cuenta que cuanta mayor sea la suciedad mayor será la temperatura que seleccionemos. No olvidemos pulsar el botón de inicio.

Desconectamos la electricidad. Bajamos primero la pestaña del diferencial (la que tiene al lado el botón). A continuación bajamos la pestaña del ICP o interruptor general. Quitamos la lámpara para poder trabajar. Quitamos la bombilla gastada. Colocamos una nueva en el portalámparas. Y recolocamos la lámpara en su sitio... Magia!!!

Dentro del cesto de la bandeja inferior colocamos los cubiertos agrupándolos por tipos (tenedores, cucharas, cuchillos, etc…). También en la bandeja inferior los platos hondos en los soportes anchos. Los platos llanos y los platos pequeños en los soportes estrechos. Las bandejas en los extremos. En la bandeja superior los vasos, tazas, cuencos, etc. los colocamos boca abajo. Insertamos la pastilla de jabón en el cajetín. Antes de cerrar el lavavajillas pulsamos el botón de encendido eligiendo el programa adecuado. A mayor suciedad mayor temperatura.

Tres simples pasos: sacudimos la ropa, buscamos la costura y colcamos una pinza por esquina. El objetivo es evitar que quede marca. En el caso de las camisas las doblamos para facilitar el planchado. Los pantalones se doblan por la cintura para que no queden marcas.

Partimos del punto medio y a partir de ahí marcamos los tres partes. Juntamos el uno con el tres por encima del dos y estiramos. Y ya tenemos nuestra camiseta doblada.

Se necesita un cubo con escurridor, agua, una fregona y detergente. No llenamos el cubo demasiado sólo hasta la mitad. Añadimos detergente al agua. Cogemos la fregona con la mano derecha arriba y la mano izquierda abajo. Escurrimos el agua apretando y con movimientos circulares. Escurrimos bien la fregona para que no gotee. Tras fregar una zona enjuagamos la fregona y volvemos a escurrir. Insistimos en los bordes.

Extendemos la sábana bajera a lo largo. Cogemos la sábana por la parte elástica e introducimos la mano hasta la esquina de la sábana. Repetimos la operación con la otra esquina. Juntamos ambas esquinas y ponemos una del revés para cubrir la otra. Nos aseguramos de que las costuras estén alineadas. Volvemos a realizar los pasos en el otro extremo y juntamos las dos últimas esquinas. Colocamos la sábana bajera en una superficie plana quedando la goma elástica por fuera. Doblamos la sábana por la mitad y dividimos en tres partes doblando de nuevo.